“Los niños son un motor de cambio, son los llamados a revertir los índices de accidentabilidad y promover la cultura vial, porque ellos son los conductores del futuro”. Con estas palabras, el presidente de Mutual de Seguridad CChC, Lorenzo Constans, inauguró el primer Centro de Cultura Vial interactivo para niños en KidZania.

 

La actividad de Mutual de Seguridad cuenta con una infraestructura de última generación que contempla ocho  simuladores de automóviles a escala con realidad virtual para un  ocupante cada uno. El circuito comienza con las instrucciones de Evita Segura sobre seguridad vial, para luego pasar a la sala de simuladores, donde tendrán que poner a prueba todo lo que aprendieron, para así optar a una licencia de conducir que será válida al interior de la ciudad interactiva de KidZania para utilizar los simuladores. Durante 25 minutos los niños participan de esta actividad, cuyo objetivo es incentivar la responsabilidad y educación vial en los futuros conductores junto con la convivencia de modos de transporte.

 

Para la ministra de Transporte y Telecomunicaciones, Gloria Hutt, “es fundamental que promovamos planes de educación vial desde la infancia, pues los niños deben asimilar que un buen comportamiento como conductores, peatones o ciclistas, redundará en la disminución de accidentes y de víctimas fatales. Lamentablemente, los accidentes de tránsito son la primera causa de muerte externa en niños entre uno y catorce años, por lo que debemos seguir impulsando —desde todos los sectores— medidas que permitan terminar con esta lamentable situación. Este centro educativo, más los planes y acuerdos que estamos empujando a nivel nacional, nos permitirá seguir disminuyendo de manera progresiva siniestros de tránsito y salvar cada vez más vidas”.

Y es que los niños son cada vez más conscientes de la importancia de respetar las señales del tránsito, las normas viales y la convivencia de modos. Así lo retrató el Estudio de Mutual de Seguridad y Cadem sobre la percepción de los padres respecto la educación vial de sus hijos.

Según el sondeo, uno de cada tres niños corrige a sus padres porque usan el celular mientras conducen o los retan porque manejan a exceso de velocidad. Asimismo, según los padres, si sus hijos tuvieran que ponerles una nota al conducir, ponderarían un 4,4 en promedio.

Otro hallazgo relevante es que el 40% de los padres no conoce la Ley de Convivencia Vial, sin embargo, el 98% considera que es su responsabilidad educar a sus hijos en temas viales. Es por eso que 7 de cada 10 padres optan por enseñarles a través de los juegos de rol, donde los niños pueden aprender haciendo.

Jorge Tagle, gerente general de KidZania, enfatizó que “en KidZania buscamos preparar a los niños para que sean buenos ciudadanos, y esto lo hacemos a través del juego de rol. Con el nuevo centro de educación vial les entregaremos herramientas para que, a través del juego y la tecnología, conozcan más sobre educación vial y para que sean los agentes de cambio que Chile necesita.”

En la misma línea, Lorenzo Constans aseguró que “los niños entienden la importancia de la cultura vial y piden más educación al respecto. Por eso hemos desarrollado métodos de aprendizaje que apuntan a transformar la conciencia de los futuros conductores para que no cometan errores que, solo el año pasado, le costaron la vida a 1.507 personas. La cultura vial tiene un rol fundamental, sobre todo porque las nuevas generaciones están viviendo la diversificación de los modos de traslado”.

Solo durante el 2018, ocurrieron más de 89 mil siniestros de tránsito que terminaron con la vida de 1.507 personas. Del total, el 8,3% fue atribuido a la causa de velocidad imprudente o pérdida del control del vehículo. En otras palabras, 385 personas estarían vivas de no ser por el comportamiento imprudente de los conductores que generaron estos siniestros.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*