La semana pasada abrió sus puertas en Vitacura el primer restaurante en el extranjero del destacado chef peruano Héctor Solís. Se trata de la Picantería- el mismo que en Lima fue elegido entre los 50 mejores restaurantes del mundo- cuya filosofía es la misma de los ubicados en Surquillo y del restaurante Fiesta en Lima: trabajar directamente con pescadores artesanales y agricultores locales.

Un año y medio le tomó a Solís abrir este proyecto en Santiago. El lugar elegido fue CV Galerías, el elegante espacio de Vitacura que conjuga diseño, gastronomía y arte donde el restaurante recibe a sus clientes con un interiorismo moderno con toques muy peruanos, la posibilidad de sentarse en mesas compartidas y una experiencia culinaria peruana con toques únicos. ¿El objetivo? Que los comensales se diviertan, compartan y además aprendan de cocina.

Aquí, se vende el pescado en pieza entera- se eligen de la vitrina- y se cobra por kilo: de un pescado, se pueden sacar de 2 a 4 preparaciones, dependiendo del peso  ( hay más de 15 formas de preparación). Estos provienen en su mayoría de Caleta Los Hornos al norte de la capital, a excepción de la Langosta- de Robinson Crusoe- y de los Langostinos – de la Patagonia Argentina. Los productores son seleccionados según la calidad de sus productos y su respeto por el medio ambiente.

Durante nuestra visita, Róbalo, Fortuno, Rollizo y Bilagay figuraban entre los pescados del día. Con el Fortuno específicamente, nos prepararon un delicioso y fresco Tartar de Barriga de Fortuno- finamente picado, sellado con una yema de huevo de codorniz y caviar de la casa, servido sobre una cama de cebolla- y un Cebiche con ajíes y leche de tigre.

Otro de nuestros preferidos fue el Adobado y Dorado, 200 gramos de Fortuno maridado en vinagre de la casa ( El Dandy) y calentado al horno. Del resultado del marinaje se hace una salsa con ají amarillo y cebollines que se vierte en el pescado, el cual se monta sobre una cama de yucas y camotes.

A esta oferta además se sumará pronto el buen pescado peruano. El mero murike, una variedad que se da al norte de ese país será enviado exclusivamente a La Picantería y se convertirá en el único restaurante de Chile que ofrecerá el que para, Héctor Solís, es el “mejor pescado del mundo”. También importará su atún toro directamente del mercado de Tokio, donde es subastado de madrugada y enviado inmediatamente a destinos seleccionados alrededor del mundo.

Para los más carnívoros, también hay opciones de  pato, cabrito, costillar de res, cerdo , dependiendo del día.

Para beber, cuenta con una carta de cócteles en los que están los clásicos pisco sour- en tamaño ultra grande- y chilcanos, más otras preparaciones más jugadas como el bloody picantero.

Cabe destacar que como buen peruano las preparaciones son bien cargadas al ají: si es alérgico o sensible, mejor pídalo aparte.

¡Sin duda una de las nuevas aperturas que hay que probar!

Alonso de Córdova 4355, local 301, Vitacura, Región Metropolitana

 

Compartir
Total
1
Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*