Durante años, el Hotel Crowne Plaza ha sido un clásico de la capital y una excelente alternativa para redescubrir el centro histórico de Santiago. Hoy, luce totalmente renovado – tanto sus salones como áreas comunes- en conformidad con los tiempos modernos y buscando además captar otros grupos de interés, como por ejemplo, el ejecutivo joven.

Su bar Trafalgar (remodelado a fines del 2018) es el lugar perfecto para distenderse después del trabajo, en un ambiente relajado y elegante a la vez. De hecho, de lunes a viernes hay happy hour desde las 7 hasta las 9 PM con buffet de snack fríos, calientes y dulces, más dos cócteles a elección y música en vivo, ($13.600 por persona).  Ideal para compartir con los compañeros de trabajo o bien para impresionar a un cliente o cerrar un negocio.

A la hora del almuerzo o cena en tanto, el punto de encuentro es Urbano 136, que sigue liderado por el chef Patricio Arias, quien lleva alrededor de 30 años en el hotel. El mismo restaurante que anteriormente se le conocía como  “Caruso” y años atrás como  el “Casablanca”, donde en los 80 se grababa el programa Sabor Latino, conducido por el gran  Antonio Vodanovic y en el que participaron destacadas vedettes como Sissi Lobato, María José Cantudo, Susana Giménez o Maripepa Nieto.

Tanto el bar como el restaurante están pensados en los amantes de la buena mesa.  La cocina de Arias es de autor y busca rescatar los productos y recetas nacionales. En las entradas por ejemplo, destaca el Tartar de Atún Rosado y Palta, un plato fresco y liviano que lleva trocitos de atún rosado aderezados con limón de pica, aceita de sésamo y soya, acompañado con puré de palta y salsa aioli($12.000) . Otro acierto es el  Chupe de Mariscos Gratinados ($12.000), un plato que transporta de la ciudad al litoral, que lleva camarones, machas, calamares y se prepara con un sofrito de cebolla, ajo , pan de molde,vino blanco y  crema de leche. Va gratinado con queso parmesano.

Ambos platos puedes maridarlos con una copa de Sauvignon Blanc de Viña Casa Silva, de aroma intenso y notas cítricas.

De fondo, en tanto, puedes aventurarte con un plato diferente como los Tortellini de Quínoa con Salsa Provenzal; o con algo más criollo como el Garrón de Cordero con Risotto de Champiñón Porcini, maridado con una copa de Merlot de Viña Casa Silva. Si prefieres las carnes blancas, una excelente alternativa es la Corvina Grille al Limón  ($13.800), acompañado con puré de habas y crocante de jamón serrano.

Para cerrar la experiencia chilena, el Dúo de Postres ( $6000) te hará viajar a tu infancia. Una delicia que lleva Berlín relleno con pastelera y  salsa de peras al vino tinto además  de una Torre de chocolate con arroz con leche  y mousse de murtilla, dividido en capas y bañado en salsa de mango. Con el sello ” Urbano 136″.

Al tratarse de un hotel, la carta igualmente incorpora platos internacionales como Spaghetti Carbonara o Ensalada César. En resumen, una perfecta mixtura entre la gastronomía internacional y el rescate de los productos y recetas nacionales que Arias ha logrado gracias a sus estudios y perfeccionamientos en Chile y el extranjero.

Junto a sus preparaciones, tanto Bar Trafalgar como Urbano 136  destacn por su servicio cálido y rápido. Se nota la eficiencia en su cocina de alta calidad.

Definitivamente, el punto de inicio para redescubrir y disfrutar del centro de Santiago.

Av. Libertador Bernardo O’Higgins 136

 

 

Compartir
Total
12
Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*