“Fuegos de Apalta” se emplaza en medio de los viñedos y gracias a sus amplios ventanales los comensales pueden disfrutar de la vista panorámica a las viñas y cerros donde Viña Montes fue pionero en la plantación de sus parras en laderas extremas.

Con la temporada estival 2018 “Fuegos de Apalta” decidió abrir su terraza durante las tardes para así recibir a los visitantes, que no necesariamente busquen almorzar y sólo compartir un plato más ligero. Por ello, la terraza funciona desde las 15:00 hasta las 19:00 de lunes a domingo, ofreciendo sándwich con el sello en los fuegos que distinguen la cocina de Mallmann.

La carta de la terraza incluye 4 tipos de tablas de quesos y 3 variedades de sandwich: Salmón, palta, panceta, lechuga, alioli en pan de leche; Filete con queso Chanco, Chimichurri, lechuga, tomate en pan Brioche y finalmente, Zucchini con berenjenas grilladas, queso chanco y pesto de menta en pan integral. Para acompañar hay vinos por copas y Pichuante, una cerveza artesanal, también de la zona del Valle de Colchagua.

Para el diseño de esta carta, se trabajó de la mano con productores locales que están haciendo la diferencia, como por ejemplo el Colectivo Fermento, que provee quesos desde pequeños productores de quesos de la zona, los que han sido capacitados en su proceso de fermentación. Este colectivo nace como un taller de quesos artesanales abierto a la comunidad y gradualmente comienza a transformarse en una organización cooperativa de productores que incluye a artesanos y micro-agricultores de distintas regiones de nuestro país.

Es una cocina basada en la sencillez de los mejores productos, como carnes criadas especialmente para el restaurante en la zona de Lago Ranco, cordero patagónico y pescados de la costa Colchagüina.

 

 

Compartir
Total
3
Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*