Hace un mes el restaurante Punto Ocho de hotel Cumbres Lastarria lanzó una nueva carta que sin duda está dando de qué hablar. Una carta inspirada esta vez en la historia de nuestro territorio y en la inmensa despensa de productos únicos que nos proveen lugares tan lejanos como la Patagonia chilena.

La nueva carta es el resultado de la dedicación y pasión de su nuevo chef Cristián Urrutia-   cuya mano ya habíamos probado anteriormente en Lorenza Bistro- quien trabajó durante cuatro años como chef ejecutivo en el hotel Las Torres y se ha dedicado a potenciar los productos nacionales en la cocina chilena. Durante esos 4 años representó a la Región de Magallanes en diferentes lugares y fue además finalista de los premios Fuego de la Fegach.

“ Pasé por una carrera intensa donde me tocó trabajar en restaurantes muy buenos. Ahí me di cuenta de que había un cambio importante en la gastronomía chilena: algunos restaurantes , por ejemplo estaban figurando entre los mejor de Latinoamérica. Sentí que había que hacer algo con los productos nacionales: me puse a investigar qué había en la región y me encontré con una cocina súper honesta en cuanto a la calidad de los productos. Justamente a través de esta nueva carta buscamos potenciar el producto nacional y hacer alta cocina”, explica Urrutia.

Por lo mismo, en la nueva carta encontrarás ahora productos como guanaco, cordero magallánico y pescados nobles como el pejerrey  y los de roca ( como el pez rollizo). Se potencian además las bayas silvestres del sur de Chile – como el calafate- y se incorporan flores de recolección a la presentación de los platos. En cuanto a los acompañamientos , el fuerte son las legumbres, las papas y los vegetales pequeños o baby que se obtienen de diferentes huertos. Predominan los sabores ahumados y aquellos que nos transportan a nuestra infancia.

Te recomendamos comenzar la experiencia con un Calafate Sour – preparado con salsa de calafate de un proveedor de Punta Arenas- servido en un simpático vaso de cobre que además permite conservar su temperatura. De entrada, e ideal para compartir, el Jamón Artesanal de guanaco (de Osorno) servido con crema de nabo, cubos de cabra, polvo de aceitunas negra y tomates cherry al oregáno ($10.500), ingredientes que le dan frescura al plato. O la Esfera de Jaiba cubierta en crocante de calafate sobre crema de cebollas al rescoldo ($10.500) una presentación diferente del clásico chupe de paila de greda, pero siempre conservando su sabor original.

Otra alternativa caliente para esos días fríos es el Caldo de Choritos con papas nativas ($6.900). El caldo y los choritos son ahumados en madera de cereza y transportan al sur de Chile.

De fondo, el plato estrella es el Cordero Patagónico ($15.500), cocinado al vacío por 6 horas y sellado en plancha. Una carne muy tierna, que va acompañada con hongos en mantequilla de eucaliptus, rocas de garbanzo ahumado- que hacen sentir el sabor del humo del cordero al palo, como si estuvieras en una estancia- polvo mate y salsa de calafate . Otra novedad es el Conejo a la cerveza ($13.900) que es cocinado tradicionalmente por 2 horas y media a temperatura muy baja y caramelizado con una reducción de cerveza con chancaca. Va acompañado con mini vegetales del huerto – zanahorias baby y pétalos de cebolla dorada- y papas michuñe (ahumada) más alguno que otro piñón.

En cuanto a los postres, nos quedamos con la Textura de Calafate y berries con helado de maqui ( $4900) , un postre liviano y fresco, con todo el sabor del sur, junto a la Tarta tibia de Manzana Caramelizada , cremoso de leche de oveja y helado de canela ($5.900), delicado, suave en textura y mucho más rico que el tradicional Tarte Tatin.

Cocina vanguardista, pero que conserva los sabores tradicionales.¡ Felicitaciones al chef y a todo su equipo!

José Victorino Lastarria 299, Santiago, Región Metropolitana.

 

 

 

 

 

Compartir
Total
36
Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*