En diciembre pasado Étniko cerró sus puertas en Bellavista para trasladarse a su nueva casa en Vitacura, específicamente en CV Galería, el polo gastronómico, artístico y cultural de Alonso de Córdova que está dando de qué hablar. Un local más grande y moderno que el anterior, y en el que el interiorismo fue pensado al detalle. Por ejemplo, los cielos y los muros son verdaderas obras de arte y las lámparas que cuelgan desde los techos o están sobre las mesas ayudan a crear una atmósfera atractiva.

El nuevo Étniko tiene tres espacios claramente definidos. El primero es un club con buena música, acústica impecable y una barra llena de cócteles tradicionales y otros muy jugados y del estilo de Étniko. Ideal para ir con amigos, degustar un primaveral  y colorido Etniko Club ($7500) – lleva vodka, tónica, limón, arándano y crema de naranja-  y acompañarlo con una Tabla de Sushi o de uno de sus 21 variedades de Roll.

Con potentes ventanas que aíslan el ruido, se da paso a un segundo espacio; el restaurante.  Ahí se puede conversar más distendidamente y probar, en un ambiente relajado, la propuesta gastronómica que en este “nuevo principio” sumó nuevos protagonistas. A la carta exótica y disruptiva de Étniko, se agregaron innovadores platos creados por Cristián Jeannot, quien actualmente vive en España y trabaja en un reconocido restaurante en Barcelona. Las preparaciones introducen nuevos ingredientes a la carta como el pato y tienen componentes que permiten a los comensales hacer cambiar los sabores, texturas o temperaturas mientras se lo comen. Por ejemplo, un ceviche se presentará con una espuma de jengibre que ayudará a transformar el plato.

A pesar de que la carta es amplia, sin duda lo que más nos llamó la atención fueron las preparaciones con pescados y mariscos, entre ellos el Atún Ariki ($12.000) , suave y agridulce . Una preparación liviana, muy bien presentada, que lleva filete de atún semi crudo incrustado en jengibre con quinoa roja y una delicada emulsión de mantequilla soya. O la Merluza Austral con curry amarillo ($12.000) con camarones, calamares, ostiones y choritos, acompañado de arroz basmati. Un curry suave pero con el sazón suficiente para entibiarte este otoño.

El tercer espacio es la terraza y está preparada para aquellos que prefieren estar, comer o tomar algo en un ambiente abierto, pero sin dejar de lado el toque cosmopolita del local.  Acá por ejemplo puedes ordenar el espumoso Pisco Sour Etniko ($5000) – pisco control, pomelo y jengibre-  preparado y compartir una deliciosa y liviana Vegui ( $14.000) que lleva hummus de garbanzo y de lenteja, baba ganoush, tempura de berenjena y miel, pan pita y bastones de verduras. Para un toque dulce, la Tarta de Limón ($5.000) y el Cremoso de leche de coco y curry ($5.000) le darán el perfecto final a tu experiencia.

En este nuevo principio, Étniko se presenta como una invitación a redescubrir un clásico que sigue siendo un lugar único en Santiago donde se puede comer, tomar un buen trago y escuchar música de distintas corrientes.

Y lo bueno es que ahora Étniko también ofrece servicio a la hora de almuerzo,  de lunes a domingo a partir de las 12:30 pm.

 

Étniko

Alonso de Córdova 4355 local 305, Vitacura.

reservas@etniko.cl 

+56 233234340

@etnikochile

 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*