Por Andrea Sagues

Una noche de humor vivimos en el Centro Cultural San Ginés en Bellavista de la mano del gran Daniel Fica Roa “Bombo Fica” quien , a teatro lleno, presentó su nuevo espectáculo “Aún me queda manjar en la olla”.

Con espumante en mano – uno de los detalles que me encanta de este  teatro y que le da su toque de glamour- esperamos que comenzara el monólogo de este reconocido artista. La apertura estuvo a cargo de unos bailarines al ritmo de “In the Closet” de Michael Jackson, que rompieron el hielo.

Luego, Bombo Fica apareció en el escenario – como siempre vestido de blanco- para comenzar con su show donde se ríe tanto  de sí mismo como de la idiosincracia y del doble estandar del chileno, con ese humor irreverente y personalidad histrionica que tanto lo caracteriza.

En su show, Fica relata diversas situaciones divertidas de su vida como su episodio en una feria donde el “triunfador de Viña” ( como lo apoda su señora) es encarado por una verdulera por el episodio con Willy Benítez y Mariana Montero en el Festival de Viña del Mar. “ ¿Qué tengo que darle yo explicaciones a esta vieja?” pensó en su momento. “ Hasta pensaron que puse a Benítez para ocultar algo que solo él sabía” insinúa, mientras reitera que la idea de invitarlo a participar era nada más que un merecido homenaje a su dilatada carrera.

También se ríe por  haber pensado alguna vez en ser profesor de religión- dado los tiempos actuales- y haberse recibido de técnico en máquinas de escribir, una carrera que “prometía mucho por esos años, ya que en todas las empresas había más de una”. “Hasta que llegaron los computadores, pero pensé que eran por un rato no más. Cuanto iban a durar estas cajitas raras? ”, cuenta el humorista. 

Y por supuesto , de su amado Purén, lugar donde nació y se crió, y que cuenta con una de las plazas más lindas según una encuesta “entre los propios habitantes de Purén”.

Bombo Fica se ríe también de las situaciones del día a día como de la nueva regulación al acoso callejero – que lo han puesto incómodo en más de una ocasión al no poder expresarse libremente “ pensando en el parte que tendría que pagar como multa”;  de la actitud chaquetera del chileno que habla mal de la gente a sus espaldas hasta en los matrimonios y funerales; de las pichangas del fin de semana a las que las señoras “les encanta que vayan” y otras situaciones con las que el público se identifica a través de sus risas. ” Con esto de la ley contra el acoso callejero, se nos puso difícil la pega a los humoristas: ya no nos podemos reír de nadie. Ni del flaco, ni del gordo, sin que se ofendan”, se burla Fica. 

Un show que sin duda no dejó a nadie indiferente- se nota por las risas- y que demuestra que Fica tiene humor e historias para rato.

Humor contingente, cotidiano, simple. Si quieres pasar un momento agradable, relajarte, olvidarte del estrés y reírte un rato, este show es imperdible. 

Próxima función: jueves 12 de julio, Enjoy Coquimbo.

 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*