Fueron pioneros en traer a la Quinta Región el concepto de hamburguesas gourmets, que nació de las experiencias recopiladas en Europa por sus dueños. Hoy, cumplen un año de su nuevo local ubicado en 2 Poniente 420, hito que marca una consolidación del negocio y de su concepto gastronómico.

Se trata de “A Mano Gin & Burgers” , la primera hamburguesería ‘gourmetera’ en la Quinta Región, los primeros en vender las papas bravas, los gin-tonics, las croquetas y otras cosas que ahora están por todos lados.  Su decoración hecha con material reciclado y paredes con grafitis, le dan una onda relajada, ideal para venir con la familia durante el día – además son pet friendly- y los amigos por la noche.

Su carta es variada, por lo que puedes comenzar la experiencia con un apettizer como las crujientes Croquetas de Carne Mechada  ($2900)  o el Steak Tartar  ($5700) crudo de res servido sobre una base de palta y acompañado de unas deliciosas tostadas con aceite de oliva para untar. Para maridar hay jugos y cocteles variados, aunque la especialidad son los gintonics. Para entrar en onda, te recomendamos el London 1, que lleva limón, jengibre y tónica, fresco y suave, ideal para el verano.

Como su nombre lo dice, acá el fuerte son las Hamburguesas, y las hay de tres tipos: las tradicionales de vacuno, las otras ( vegetarianas y de pescado) y los sliders o hamburguesas premium, un poco más pequeñas en tamaño pero preparadas con carnes de caza, como guanaco, ciervo, pato o jabalí. El valor agregado es que no  sobre manipulan los productos, respetando las materias primas.

Si vas con mucha hambre, te recomendamos probar la Cheddar ($5900) , que lleva queso cheddar, cebolla caramelizada, bacon y huevo frito y se sirve en un pan esponjoso, suave , que sin duda se disuelve solo en el paladar. Algo más liviana es la de Atún Rojo ($8900), medallón de atún con nori, mayowasabi, soya, palta y pepino.  Una hamburguesa diferente, con variados matices de sabores, que te deja perfecto y no con el estómago muy pesado.

En la línea de postres, destaca por lejos su Brownie de Chocolate con helado ($1.500), servido tibio , que endulza y alegra el paladar ( y a precio muy conveniente).

El servicio es excelente: personal joven, con muy buena disposición, siempre alegres en atender al comensal y explicar cada uno de sus platos.

Un imperdible para este verano en la V Región.

2 Pte. 420, Viña del Mar, Región de Valparaíso

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*