“Siempre se dice que la gente del barrio alto es fome y no tiene sentido del humor, pero mi experiencia, cuando he estado en espacios con ellos, es que sí lo tienen, son súper buenos para reírse de ellos mismos”, sostiene la comediante de stand up Bernardita Ruffinelli . “Hay que sacarse el prejuicio de que los cuicos no tienen sentido del humor”, agrega.

 

Y esto lo dice a raíz que, en el Restaurant Mogambo de La Dehesa, este mes se abrirá el primer espacio para el stand up comedy de manera permanente, gracias a un ciclo que durará hasta abril.

Los espectáculos se desarrollarán todos los miércoles a partir del 24 de enero. Ruffinelli, quien aparte de presentarse en dos fechas -31 de enero y 28 de febrero- es la encargada de producir el ciclo, comentó que está destinado a hombres y mujeres, para todo público mayor de 18 años.

“Lo que caracteriza al stand up comedy es que se abordan todos los temas desde diversos ángulos”, esgrime la comediante.

Sobre abrir espacios donde el este tipo de espectáculos no existe de manera permanente, Ruffinelli comentó que “me encanta poder ir a ser pionera, evangelizando en términos de la comedia, democratizándola y hacer que llegue a públicos que, usualmente, no están acostumbrados a este tipo de espectáculos”.

La comediante y productora del evento sostiene que “por lo mismo, es un reto poder abrir espacios donde geográficamente no hay otras alternativas, y me gusta ir poniendo la bandera en lugares donde aún no estábamos”.

Las temáticas desarrolladas por los comediantes de este género son variadas, donde se aborda desde temas de parejas, política, vida social y otros.

“Lo único que nos interesa es llevar lo mejor de nosotros, hacerlos reír, y que pasen un súper buen momento en pareja, en grupo de amigos, celebrando un cumpleaños, o lo que quieran celebrar”, puntualiza Ruffinelli.

Los encuentros serán todos los miércoles a partir de las 22 horas en el Restaurant Mogambo, ubicado en Avenida La Dehesa 1464, Lo Barnechea, y la entrada tendrá un valor de $2 mil pesos, que incluye un shop.

 

Stand up en el barrio alto

Actuar ante este tipo de público para Ruffinelli no es algo nuevo, pero sí poco usual, y se ha dado más como hechos aislados por algún evento en particular que por una iniciativa de hacer stand up.

Sin embargo, con sus actuaciones ha podido vivenciar las diferencias entre el público de clase alta y el de clase media. “Los temas, y cómo una los aborda, siempre depende del público al que se dirige”, sostiene la comediante. “No es lo mismo tener un público de puras mujeres o de puros hombres, y también depende de las clases sociales”, agrega.

Un ejemplo que es muy notorio para ella, es hacer comedia en el barrio alto con puras mujeres, o con público mixto. “Yo soy muy directa, y si tengo que hablar de sexo o temas medios tabú lo voy a hacer, y cuando se tratan esas ideas en un público mixto, las mujeres se hacen las cartuchas y hacen como que algunas cosas no las entienden y todos se ríen nerviosos y a medias” asegura. “Pero si son minas solas, siguen las tallas y se ríen a carcajadas porque no tienen nada que esconder”, continúa.

La artista asegura que esto no le molesta, “sino que es parte de la idiosincrasia y que las mujeres de bien, simplemente, por su estatus, hay temas que no deberían saber porque es mal mirado, que es algo que lógicamente ha ido evolucionando cada vez más con el tiempo”.

Y hay una diferencia clara con la clase media. “Así como las mujeres del barrio alto en un grupo mixto hacen como que no entienden, en otros sectores se ven las mujeres llevando a sus parejas a los shows, lo que les sirve para plantear después los temas en la relación que suelen ser más difíciles de abordar”, dice.

 

Giras

Ruffinelli tiene varios años de stand up en el cuerpo, y ahora se alista también a hacer giras dentro de Chile y fuera del territorio nacional.

“Dentro de estos meses tengo presentaciones ya confirmadas en Quilpué, Concepción y Copiapó, tanto en solitario como acompañada, y espero cerrar pronto una gira por Centroamérica, que abarcaría El Salvador, Honduras y Guatemala”, comenta.

Y es que la comediante se define como “súper viajera”, afición que la ha llevado a conocer, por el momento, 21 países. “Por lo mismo, generalmente me busco pegas que me permitan viajar”, completa.

Como comediante, Ruffinelli ha tenido presentaciones en Uruguay, Argentina, Perú, Colombia y México.

 

Compartir

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*
*