Un día de verano, en un paseo al Cajón del Maipo,  descubrimos Kunalka.  Hoy, a más de un año de la visita, decidimos volver y  degustar su nueva carta, que  hoy no solo se centra en la cultura del pueblo mapuche sino que rescata parte de  la cultura y sabores indoamericanos.

Una carta que incorpora los frutos silvestres, esencias  y hierbas que utilizan los  pueblos originarios y que se incorporan a sus platos,  como la salsa de maqui, de murta o de champiñones con whisky. También se suman nuevas carnes como la de cordero en formato de hamburguesa, grillada y servida con salsa de frutos rojos, acompañado de un puré de garbanzo bastante trabajado.

Uno de los preferidos  de la nueva carta es el catuto, una comida tradicional de la gastronomía mapuche- el pan de los pueblos originarios-  que consiste en una masa hecha con granos triturados de trigo cocido y pelado o trigo mote. Acá se sirve como entrada y va acompañado de miel y mermelada, lo que le da más sabor , además de color al plato, y es ideal para compartir.

Kunalka sigue siendo una excelente alternativa para quienes buscan una experiencia gastronómica diferente. Puedes comenzar la experiencia con un pisco sour de maqui, de mote  o de albahaca ($3.000), acompañado por ejemplo de un Ceviche Challwa ($8.900), que va con canchas, ciboulette, yuca, cebolla morada con limoneta y jengibre. Fresco, liviano y servido al plato, acompañado de trozos de tortilla de rescoldo.

De fondo, te recomendamos probar el Ilo Waka Ketrawa ($11.800), lomo de res grillado en su punto con una delicada salsa de champiñones al whisky, acompañado de papas rústicas con un toque de romero. Algo más innovador es el Ilo Kawell ($7.900),  carne de caballo grillado- mucho más sana que la de vaca- con salsa de murta y acompañado de un exquisito puré de papas con zapallo camote y cebolla caramelizada.

Para sellar la  experiencia,  un trozo de su Torta de Piñones – fruto sagrado del pueblo mapuche con muchísimas propiedades nutricionales, medicinales y curativas- suave y heladita, ideal para esos días calurosos del Cajón del Maipo (casi todos).

Junto a su apuesta gastronómica, otro aspecto que destacamos de Kunalka es la presentación de sus platos, servidos en tablas de maderas nativas y planchas para mantener el calor. Además de la atención cordial: mientras esperas tu orden, siempre te mandan un engañito a la mesa,  como una reponedora sopa de zapallo camote con chuchoca, acompañada de sopaipilla de linaza y pebre “ que no pica” para untar.

Para desarrollar esta carta, son asesorados por diferentes chefs latinoamericanos – en especial para hacer las fusiones- pero también por una Wentru chef que les ayuda a trabajar con las hierbas medicinales y frutos silvestres. Así, han dado vida a una carta de sabores autóctonos,  notas agridulces, rica y  además saludable y nutritiva. Una experiencia gastronómica diferente, en un entorno natural.

Si tienes algún amigo extranjero al que pasear, ¡Éste es el lugar!

www.kunalka.cl

Camino al Volcán #675, La Obra, San José de Maipo

 

Compartir
Total
53
Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*