Un domingo de verano, aprovechamos de escaparnos a uno de los rincones más lindos que hay cerca de Santiago: el Cajón del Maipo, donde uno se relaja, respira aire puro, se inserta en la montaña y además disfruta de rica gastronomía.

Hemos probado varios restaurantes aquí y esta vez decidimos probar Kunalka, tentados por la gastronomía mapuche que aquí se sirve. Nos ubicamos en la terraza mirando los cerros, todo en un ambiente de relajo y desconexión.

El servicio acá es excelente de principio a fin, muy preocupados de uno en todo momento. Nuestra experiencia gastronómica partió con un caldito de pollo de bienvenida, gentileza de la casa, acompañado con una sopaipilla con pebre de uva, presentado originalmente en una cajita.  Para acompañar, nos decidimos a probar  un quínoa sour.

Todos los platos acá están escritos en lengua mapuche, pero explicados en español.

Como picoteo, partimos por la Trafla Cawello, la que trae una variedad de cortes como pollo, vacuno, cerdo y kawell ( carne de caballo), ideal para compartir por ejemplo si vas con amigos o en familia. De fondo, los elegidos fueron el Zañue Murke , par de chuletas crocantes apanadas en harina tostada acompañadas con papas fritas con un toque de romero y betarraga ( $8.500)- y el Reku Achawall, pechuga de ave grillada con salsa de pebre caliente y acompañada de puré  de papas, zapallo de camote natural y cebolla caramelizada($7.900).

Se trata de platos  sabrosos y  porciones muy generosas ( ideal ir con harta hambre) , detalles que hacen de Kunalka una excelente opción precio calidad ( los acompañamientos van incluidos). También destacamos la presentación de cada plato, servidos en tablas de madera y planchas de acero que conservan la temperatura y que además le dan un toque rústico pero elegante a la vez, que hace conectarse con la tierra y con todo lo que quieren trasmitir.

Cuando uno va a estos restaurantes que a veces resultan un poco exótico, siempre se asusta porque cree que no le gustará nada o que no sabrá que comer: por el contrario, en Kunalka uno no encuentra nada que no sea un poco similar a lo comido anteriormente, pero integrando los ingredientes básicos de la comida mapuche, entre ellos la  quínoa, el locro, la chuchoca, el trigo, legumbres, semillas asadas, zetas, entre otros.

Ya que los comensales aquí vuelven seguido,  su chef David Huincaman siempre está renovando la  carta según los ingredientes de la temporada, a lo que se piensa sumar además cocina de pueblos nativos del norte, y servir por ejemplo platos con carne de llama.

La visita no estaría completa sin visitar  su emporio, donde encuentras diversos artículos hechos por artesanos y artesanas Mapuches En el lugar hay además una ruca en la que artesanos mapuches realizan preparaciones típicas,así como también diversas actividades culturales, entre ellas una permanente muestra artesanal.

 

www.kunalka.cl

Camino al Volcán #675, La Obra, San José de Maipo.

 

Compartir

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*