Por Andrea Sagues. Foto Gentileza Ente de Turismo de la Ciudad de Buenos Aires: travel.buenosaires.gob.ar

Buenos Aires sigue siendo el destino preferido de los chilenos. Más aún, con un tipo de cambio bastante favorable ( entre 38 y 40 pesos argentinos por dólar) que hacen que el transporte, el alojamiento y los almuerzo y cenas en restaurantes resulten muy convenientes.

A pesar de la llamada “crisis”, durante el día, sus restaurantes, en especial las “parrillas”, se repletan de turistas y locales deseosos de probar sus afamadas carnes; en la noches, en tanto, el punto de encuentro son sus teatros y bares tangueros. No olvidemos además que este año la ciudad fue elegida como el mejor destino turístico de Sudamérica; además, es uno de los destinos turísticos preferidos entre la comunidad LGBT.

Una visita a Buenos Aires nunca está demás. La mejor opción para recorrerla es tomando el bus turístico, el que hace parada por los barrios más tradicionales como La Boca, San Telmo, Puerto Madero, Palermo y Belgrano. Funciona todos los días –incluso feriados- desde las 9 hasta las 17 horas. Como apoyo, puedes descargar la app Travel Buenos Aires , una aplicación offline con todo lo necesario para disfrutar de la ciudad al máximo.

Para los que ya han ido reiteradas veces y quieren disfrutar de panoramas VIPS, acá les dejamos nuestros 4 recomendados.

1.Alojar en Hotel Faena

Una experiencia que nunca olvidarás es hospedarte en uno de los hoteles más exclusivos de la ciudad, diseñado por Philippe Stark e inspirado en la Belle Epoque. Un hotel de ambiente familiar – no ves la típica recepción en el lobby- con experiences managers encargados de diseñarte una experiencia personalizada para que aproveches al máximo tu estadía.

De estilo teatral, cada una de las piezas de este hotel cuenta con amplias vistas panorámicas al barrio de Puerto Madero y están finamente decoradas con inmensos cortinados de terciopelo rojo, espejos antiguos de filigrana, pisos de madera de lapacho y baños de mármol Arabescato. Una de las más lujosas, la Suite Imperial, consiste en una gran residencia de dos pisos diseñada para vivir rodeado de antigüedades de San Telmo exquisitamente seleccionadas, baños de mármol arabescato y una señorial mesa de comedor artesanal que tiene capacidad para recibir a 10 invitados bajo una majestuosa araña de cristal.¡ Impresionante!

Si crees que es un poquito too much, puedes ir por el día y disfrutar de su spa holístico y almorzar en El Mercado, su lujoso pero sencillo restaurante inspirado en los antiguos mercados europeos y en las legendarias cantinas de Buenos Aires. Con una cuidada decoración de época, destacan vitrinas y antigüedades adquiridas a anticuarios locales.

Al calor del horno de barro y de su cocina a la vista, podrás disfrutar de la más deliciosa comida tradicional argentina. Comienza tu experiencia con una sabrosa Provoleta al horno de barro, con tomates asados y pesto – ideal para compartir- junto a unas empanadas de carne cortada a cuchillo, amasadas y horneadas en el momento. De fondo, te recomendamos deleitarte con un Vacío cocinado al horno a baja temperatura, en su jugo, por doce horas con zanahorias y algunas hierbas, resultando tan blanda y jugosa que puedes partirla con cuchara. Para acompañar, lo mejor son los Vegetales al horno de barro. Todo maridado con un elegante Malbec de Luján de Cuyo ( Mendoza), cuna de esta cepa distintiva de Argentina.

2. Disfrutar de una buena carne en Cabaña Las Lilas

Puerto Madero es también uno de los polos gastronómicos más importantes de la ciudad, donde sobresalen las carnes asadas a la parrilla. Uno de los restaurantes favoritos es Cabaña Las Lilas, por su excelente servicio y sus magníficos cortes de carne, entre ellos el Ojo de bife, bife de chorizo y lomo. Cuenta además con una de las cartas de vinos más destacadas del mundo, lo que lo hizo merecedor por décimo segundo año consecutivo del “Premio a la Excelencia 2018” de la publicación estadounidense Wine Spectator.

Cabaña Las Lilas destaca tanto por su gastronomía como por su servicio de excelencia, que comienza al momento de sentarse a la mesa: en pocos segundos, y mientras hojeas la carta, aparece un irresistible Plato de Entrenimiento, que trae terrina de salmón , mini ensalada caprese, caponata ( salteado de berenjenas con aceitunas y queso parmesano) y unos zucchinis marinados, también con queso parmesano. Todo acompañado de un mousseline de roquefort y un surtido de panes hechos en su horno de barro: pan de queso, fécula y mandioca, además de una Focaccia de Romero tamaño gigante. También incluye una reponedora sopa de verdura.

Como plato principal, te recomendamos el Asado Las Lilas, un costillar de 6 a 7 kilos madurado con manteca, hierbas y ajo por 4 días en cámara y luego dorado en la parrilla. Jugoso y tierno,  se sirve con sal de Malbec prepada por el restaurante, reducción de jugo de carne y se acompaña de milhoja de papas. Para maridar, un D.V Catena Cabernet –Malbec del 2015.

Por estos días primaverales, el restaurante también es una buena opción para disfrutar de un coctel en su terraza, como el Cóctel Cabaña Las Lilas (lleva hesperidina, lunfa-vermú- drambuie, garnish de canela y pomelo) o un Mojito Patagónico ( preparado con ron blanco, limas maceradas con azúcar, hojas de menta, frutos del bosque y gotas de bitter de angostura).

3. Ver el atardecer desde el Hotel Icon

Situado a orillas del Río de la Plata en Puerto Madero, Alvear Icon Hotel & Residences es la combinación perfecta de modernidad y energía, típica de Buenos Aires. Este hotel, con la esencia del sello Alvear y con una visión innovadora, invita a los huéspedes a disfrutar de las vistas más impactantes de Buenos Aires desde las ventanas de las habitaciones, sus restaurantes, bares y spa. El alojamiento de lujo hace gala de conceptos estéticos vanguardistas, con abundancia de luz y vistas espectaculares.

El Crystal Bar del Hotel Icon, ubicado en el piso 32 es ideal para disfrutar de atardeceres relajados y de noches vibrantes. El bartender creó una carta de cocktails originales, que da rienda suelta a los sentidos con una precisa alquimia de sabores, aromas y colores. La propuesta gastronómica ofrece snacks que acompañan y maridan la coctelería actual. Mientras con maestría, el DJ entretiene y distiende con música house.

4. Presenciar un show único: Rojo Tango

De noche, el Hotel Faena es el escenario de uno de los mejores shows de tango de la ciudad: Rojo Tango, un espectáculo- cabaret que atraviesa la historia del tango desde los años 20 hasta Piazzolla, con toques modernos. Este sensual show que mezcla el amor, la pasión y el glamour del Tango es musicalizado por la orquesta Quinteto Rojo Tango, donde destacan los instrumentos insignia de este género musical como el bandoneón y el piano, además de una pareja de cantantes talentosísimos. Todo lo anterior, coronado por un ballet que ejecuta con destreza y elegancia los exigentes movimientos del baile.

Puedes optar por la cena show (260 dólares) que incluye entrada, plato de fondo, postres y bebidas libres – o bien presenciar solo el show en vivo ( 200 dólares) y disfrutar de un rico snack para compartir – como tabla de quesos con frutos secos , croquetas de cordero especiado en salsa agridulce, o nuggets de pollo con mayonesa de hierbas- acompañado de Champagne (Baron B) y Vinos (Terrazas Reserva Malbec & Chardonnay) o por algún cóctel clásico como un Dry Martini o un Negroni.

El show mezcla el canto y la danza, la picardía y la sensualidad. Te transporta a los tiempos de la Belle Epoque, en un ambiente íntimo. Ideal para ir en pareja, por su toque de romanticismo.

5. Escuchar buena música en Johnny B Good

Algo que les encanta a los porteños es la música en vivo y un lugar donde disfrutarla es en Johnny B Good de Puerto Madero, un restaurante temático musical, “ Where the music Happens”. De estilo relajado, cómodo y con mucho estilo, es un lugar perfecto para ir a relajarse después de un día de paseo o de compras por la ciudad.

El local además destaca por su decoración y ambientación alusiva a las leyendas de la música rock y pop: guitarras en sus muros, barras de colores, pantallas gigantes, mesas redondas, mesas comunales en forma de zigzag para grandes grupos, livings, barra con sillas altas, entre otras. También cuenta con una terraza abierta y ondera, con linda vista al Río de la Plata y al Puente de la Mujer.

Su carta es de comida americana y encuentras desde ensaladas y wraps, a pastas y platos , por ejemplo, de costillas de cerdo con salsa BBQ. Las porciones acá son ideales para compartir. Te recomendamos partir la experiencia con un cóctel refrescante como el Bramble- lleva Gin Gordon’s, jugo de limón , almíbar y reducción de frutos rojos- y acompañarlo de una Italian Bruschetta, preparada con pan de campo con salsa filetto, queso mozarella marinado, jamón crudo, tomatitos asados, rúcula y albahaca.

Algo más tropical es el Latin Piña Colada, que lleva Malibu, leche de coco, jugo de piña, de lima y azúcar mascabo, servido en vaso de madera.

De fondo, y si te gustan las pastas, pide el Conchiglioni di Bosco, pasta en forma de concha con salsa crema de hongos salvajes y panceta ahumada. Si prefieres las carnes, te asombrarás con las costillas de cerdo con salsa BBQ, que además van acompañadas de papas fritas caseras y ensalada coleslaw.

Dato VIP:

Puedes disfrutar de todos estos panoramas VIP a través de la agencia Azul Latina, que cuenta con guías tan experimentados como creativos, quienes te harán recrear cada historia como una vivencia. Además, cuentan con excursiones por toda Argentina.

 En internet: azullatina.com. Encuéntralos también en Tripadvisor.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*