Les comentábamos anteriormente que los brunchs están de moda en Santiago. Ahora fue el turno de probar el del Hotel Icon, que se monta todos los domingos en el restaurante y bar Bazzar ubicado en el piso -1.

Lo primero que llama la atención es el estilo ultra moderno y sofisticado del restaurante: parquet fotolaminado, espejos, grandes lámparas, tonos profundos- para un ambiente más íntimo y cálido- y con vista a un jardín vertical que hacen olvidarnos por unos instantes que estamos en el subterráneo del hotel. Al centro, una cocina abierta donde el chef con su equipo trabajan en las preparaciones del buffet brunch. “Nuestro objetivo es preparar recetas tradicionales de nuestra cocina local con matices internacionales, sorprender y sobre todo que nuestros clientes vuelvan porque comieron bien y a gusto en Bazzar”, comenta su chef ejecutivo Oscar Veloso.

El restaurante Bazzar está pensado en los ejecutivos de la zona y los vecinos del sector. Y así lo es también su brunch, de sabores internacionales, de estilo “ Smart and simple” en concordancia con el hotel, pensado más en quien desea alimentarse que el prefiere cantidad a calidad. Se divide en tres estaciones: primero, la fría, donde encontrarás ceviches, variedad de ensaladas- césar, chilena, de choclo- tortillas de verduras y pastas frías.

En la estación caliente en tanto, hay opciones para el que quiere desayunar – huevos benedictinos, panqueques, tequeños – y para los que buscan almorzar. Dentro de las opciones de fondo, se ofrece cerdo a la chilena, goulash de res y salmón con costa de finas hierbas, las que puedes acompañar con arroz cremoso de calabaza, papas asadas con cebolla caramelizada o tallarines al pesto.

Al medio, la isla de postres es la que más llama la atención por sus colores y montaje. Acá puedes probar todas las delicias que quieras como mousse de toffee, pannacota de frutos rojos, suspiro limeño o cake de zanahoria. Todos servidos en formato de delicatessen. Uno de nuestros preferidos- y siempre buscando postres nuevos- fue el brownie de quínoa, una sorpresa para cualquier comensal.

El brunch incluye además jugos y aguas saborizadas, vino blanco y tinto junto a espumante Viñamar brut de consumo ilimitado. Además, el brunch se complementa con ñoquis con salsa bolognesa y pizzas que son servidas directamente a la mesa,  pensado en familias con niños.

Un brunch ideal para ir con amigos o en familia, en un ambiente moderno, con música lounge de fondo y excelente servicio. Ideal para quienes buscan más privacidad o como dijimos, un ambiente más íntimo y moderno. Para el cierre perfecto, se puede subir a  Club 23, disfrutar de la montaña y la foto de rigor desde la terraza de Icon Hotel Santiago (cualquier consumo en Club 23, es adicional).

 

Horarios: domingos de 12:30 a 15:30 hrs

Valor por persona $23.900 (incluyendo bebestibles)

 

Valor por persona $18.900 (sin bebestibles)

Niños hasta 4 años, no pagan | de 5 a 12 años $11.900 |

Reservas: bazzar@iconchile.com

 

 

 

Compartir
Total
4
Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*